FORMACIÓN Y MEDIA

Artículos

INVERSIÓN EN TELECOMUNICACIONES

Publicado en: 12 junio, 2019

El castigo al que se vio sometida la bolsa a finales de 2018 nos parecía excesivo. Actuando en consecuencia, aumentamos nuestra exposición en renta variable e incorporamos en la cartera ciertos valores de un corte cíclico, o de tipo más industrial. La bolsa ofreció un gran comportamiento durante el primer trimestre del año, lo que nos permitió capturar una muy buena rentabilidad gracias a la estrategia implementada. Con los mercados cotizando a múltiplos más elocuentes, decidimos deshacer nuestras posiciones de perfil cíclico a favor de sectores más defensivos, concretamente el sector telecomunicaciones.

telecos1

El gráfico muestra la rentabilidad de los diferentes sectores que componen el Stoxx 600 (Índice Europeo que engloba a las 600 empresas Europeas de mayor capitalización). El periodo mostrado comprende desde finales de 2015 hasta el primer trimestre del presente año. La rentabilidad que ha experimentado el sector telecomunicaciones es del         -28%, situándose como el peor, en términos de rentabilidad, de los últimos 3 años.

¿Por qué ha estado tan denostado este sector?

A finales de 2015, la Reserva Federal inició un proceso de normalización monetaria, implementando subidas del tipo de interés de referencia. A consecuencia de ello, se esperaba que tarde o temprano se iniciase también una política de normalización monetaria en Europa. Hay menos alicientes para invertir en el sector telecomunicaciones cuando los tipos de interés suben. Por un lado, disminuye el atractivo de su rentabilidad por dividendo y, por otro lado, deben realizar un mayor esfuerzo financiero para pagar los intereses de su deuda.

Sin embargo, las posibilidades de que la Reserva Federal continúe implementando subidas de tipos de interés parecen remotas a día de hoy. Es más, debido al deterioro del crecimiento económico observado, el mercado comienza a descontar entre una y dos bajadas antes de que finalice el año. Si se antoja complicado que la Reserva Federal suba tipos de interés, más difícil es si cabe que lo efectué su homólogo Europeo, el Banco Central Europeo.

Las telecos deben recurrir a la deuda para poder acometer los intensivos gastos en capital propios del despliegue y mantenimiento de sus equipos de red. Por tanto, son los principales beneficiarios de un escenario de tipos de interés bajos, financiando su actividad empresarial de forma muy barata.

Al incorporar en la cartera valores de corte defensivo, tenemos compañías cuya evolución del negocio tiene una elevada recurrencia, independientemente de la fase en la que se encuentre el ciclo. Esto permite a las mismas tener unos beneficios estables y pagar de forma segura los dividendos a los dueños de la empresa.

Al residir buena parte de su atractivo en su rentabilidad por dividendo, estas empresas compiten directamente con las rentabilidades de los bonos. En aras de evidenciar en qué situación nos encontramos en la actualidad, mostraremos la evolución de la rentabilidad por dividendo del sector telecomunicaciones y la TIR de los bonos a 10 años alemán y español.

telecos2

Como podemos observar en el gráfico, la rentabilidad por dividendo del sector ha ido mejorando con el paso de los trimestres, mientras que la de los bonos está en mínimos históricos.

 

GESIURIS ASSET MANAGEMENT

utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos. Si se continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Para más información sobre nuestra Política de Cookiess clique aquí.

ACEPTAR